Que es la Aromaterapia?
 
La aromaterapia es un tipo de tratamiento o terapia alternativa que emplea aceites esenciales o líquidos aromáticos de plantas, cortezas, hierbas y flores los cuales se frotan en la piel, se inhalan, se ingieren (en algunos casos específicos) o se añaden al agua del baño con el fin de promover tanto el bienestar físico como psicológico.
 
En ocasiones, se pueden usar en combinación con masajes y otras técnicas terapéuticas como parte de un enfoque holístico de tratamiento.
 
El empleo de aromas con fines terapéuticos no es nuevo y ya se utilizaba en el año 4500 A.C.enla China. Los antiguos egipcios también usaban aceites esenciales, tanto con fines terapéuticos como para embalsamar. En la Grecia antigua, grandes médicos como Hipócrates y Galeno empleaban hierbas aromáticas y aceites esenciales para tratar a sus pacientes.
 
El Pueblo de Israel tambien utilizo los aromas  en dos momentos al día según lo estipulado en la Torah por el Cohen Gadol llamado  Ketoret (Incienso).
 
En la Europa medieval, las hierbas y aceites solían utilizarse para combatir enfermedades, y en la época del Renacimiento, la reina Isabel I de Inglaterra apoyó su uso.
 
Sin embargo, la aromaterapia médica, considerada como el estudio de la farmacología y la química de los aceites esenciales, es de reciente data, pero, a pesar de ello, tiene muchos adeptos. Incluso en algunos países como Francia y el Reino Unido la han incorporado en sus sistemas de medicina oficial.
 
 
Los beneficios de la aromaterapia
 
La aromaterapia ofrece diversos beneficios al tenerpropiedades analgésicas, antibióticas, antisépticas, astringentes, sedantes, expectorantes y diuréticas y puede tratar una amplia gama de síntomas y condiciones físicas como los malestares gastrointestinales, las condiciones de la piel, dolor menstrual y las irregularidades, las condiciones relacionadas con el estrés, trastornos del estado de ánimo, problemas circulatorios, las infecciones respiratorias entre otras.
 
Además de estos beneficios físicos, la aromaterapia también ofrece beneficios psicológicos, ya que la volatilidad de algunos aceites o facilidad con que se evapora en el aire tiene un efecto calmante que facilita la relajación.
 
La aromaterapia y su aplicación
 
Estos aceites se pueden aplicar, entre otros, mediante los siguientes métodos:
 
Inhalación: El método más básico para la administración de la aromaterapia, ya sea de forma directa o indirectamente, es mediante la inhalación de los aceites esenciales. Varias gotas de un aceite esencial se pueden aplicar en un pañuelo y suavemente se inhala.
 
Una pequeña cantidad de esencial de aceite también pueden añadirse a un tazón de agua caliente y utilizarse como un tratamiento de vapor. También puede usarse difusores y, para ello, se añaden unas pocas gotas del aceite seleccionados en la parte superior de un difusor.
El calor provoca que el aroma llene toda la habitación. Estas técnicas se aconsejan para el tratamiento respiratorio y/o condiciones de la piel.
 
Masaje de aplicación directa: Usualmente, los aceites esenciales, cuando van a ser aplicados directamente sobre la piel mediante masajes, se diluyen en una loción o aceite vegetal como la oliva, el aguacate o germen de trigo antes de ser aplicados a la piel para evitar una reacción alérgica. En términos generales, se diluye un 2 al 10% del aceite esencial en la loción. Sin embargo, algunos aceites pueden ser utilizados en concentraciones más altas, y otros deben diluirse aún más para un uso seguro y eficaz
 
Baños aromáticos: Es el más sencillo de utilizar. Un baño con agua tibia que contengan aceites esenciales tiene un efecto de relajación. Cuando se usa en un baño, el agua debe estar tibia y nunca caliente para frenarla rápida evaporación del aceite.
 
Cataplasmas frías o calientes: Se emplean para afecciones físicas especialmente para problemas de la piel y para tratar dolores musculares. Igualmente, se pueden mezclar con cremas y lociones.
 
Uso interno:  Algunos aceites esenciales pueden ser consumidos en forma de tinturas o infusiones para el tratamiento de ciertos síntomas o condiciones.   Sin embargo, es necesario consultar siempre con un profesional calificado antes de usarlo de forma interna. Algunos aceites, como el eucalipto, el ajenjo y salvia, nunca deben tomarse internamente.
 
Publicado en VIDA SANA
Jabón de Caléndula
 
La caléndula es una planta que cuenta con múltiples propiedades medicinales y cosméticas. Entre todas ellas, destacan las calmantes y antioxidantes, ideales para mantener el cuidado de la piel y lucir perfecta durante todo el día. Una forma muy efectiva de aprovecharte de sus beneficios es elaborando aceite de caléndula o jabón. Este último es muy eficaz, además, para combatir irritaciones en la piel, aliviar las quemaduras y sanar las heridas más rápido. Hacerlo en casa es fácil, solo necesitas hacerte con los ingredientes y seguir estos sencillos pasos. Sigue leyendo este artículo de unComo y descubre cómo hacer jabón de caléndula.
 
Necesitarás:
 
 Flores de caléndula
 20 ml de aceite de caléndula
 3 gotas de esencia aromática de caléndula
 350 g de aceite de oliva virgen extra
 70 ml de aceite de coco
 50 ml de sosa cáustica
 150 ml de agua
 Cápsulas de vitamina E
 
Instrucciones:
 
Para elaborar este jabón casero necesitarás flores de caléndula, 20 ml de aceite de caléndula, tres gotas de esencia aromática de caléndula para intensificar el aroma, 350 g de aceite de oliva virgen extra, 70 ml de aceite de coco, 50 ml de sosa cáustica, 150 ml de agua y dos cápsulas de vitamina E. Deberás extraer los pétalos de las flores y dejar que se sequen un poco, la cantidad es un puñado de pétalos, aproximadamente.
Lo primero que vamos a hacer para elaborar el jabón es mezclar el agua con la sosa cáustica. Para ello, es recomendable que te encuentres en un espacio ventilado y utilices guantes de látex. Coge un recipiente, vierte el agua y, poco a poco, incorpora la sosa, mueve la mezcla con una cuchara o varillas manuales.
 
 En otro recipiente, añade el aceite de oliva y el de coco y mézclalos bien. Utilizamos aceite de coco para dar al jabón casero una consistencia más dura y generar una mayor cantidad de espuma. Si lo deseas, puedes añadir 20 ml de otro aceite, como por ejemplo el de almendras, para aportar un toque de aroma e hidratación al jabón.
 
Cuando ambos aceites estén bien integrados, incorpóralos a la mezcla de agua y sosa y bátelo todo con una batidora o varillas eléctricas. Si dispones de licuadora, también puedes utilizarla. Deberás batir a velocidad media durante 10 minutos, hasta que hayas obtenido una masa lisa y homogénea.
 
Ahora, añade el aceite de caléndula y las gotas de esencia y sigue batiendo. Como ingrediente opcional, puedes agregar un poco de ingusión de manzanilla, sobre todo si se pretende usar el jabón en pieles sensibles, este ingrediente aportará suavidad. Cuando estén todos los ingredientes mezclados, añade las cápsulas de vitamina E y bate un poco más. Ahora, incorpora los pétalos de caléndula y mézclalos con una cuchara o varillas manuales.
 
Agradecimientos a https://belleza.uncomo.com/
Publicado en VIDA SANA
Top