Comida Bendecida es un espacio dedicado a la orientación e información siendo una guía en el proceso diario y continuo de mantener el bienestar fisico, emocional y mental por medio de opciónes vegetarianas y medicina natural como alternativas holísticas para mejorar la salud de nuestro cuerpo.
 
Adicionalmente tenemos dos secciones especiales:
 
  • Recetas Judías Vegetarianas para Shabbat y Festividades:
Contarás con nuevas ideas para tu menú y asi cumplir deliciosamente con las fiestas descritas en la Torah como mandato eterno!
 
  • Alimentación Natural para nuestras Mascotas:
Brindémosles a nuestras mascotas una mejor calidad de vida reemplazando la comida industrializada por alimentación sin químicos ni preservativos que proporcione los requerimientos vitaminicos y proteicos que necesitan.
Es por esto que la dieta BARF es la mejor elección para la salud de nuestros peludos amigos!
 
  • Libros Descargables en PDF para ti y para quien tu desees compartir:

Tenemos a tu disposición variendad en titulos y temas seleccionados especialmente para ser el complemento perfecto en la busqueda constante de vivir sanamente!

Es nuestro deseo que todo articulo aquí publicado colme de bendiciones la vida de cada visitante a esta web pues es el trabajo y esfuerzo que hacemos día tras día para cumplir la misión asignada por nuestro Creador llevando Refuah Shlemá (Sanación Completa) a todo quien la este necesitando compartiendo esta información de interes.
 
Baruj Ata Adonai, Rofé Hajolim (Bendito Seas, oh Eterno, que curas a los enfermos)
 
Sean Bienvenidos y Beteavon!!! (Buen Provecho) בתיאבון,
 
Refáél. רפאל ve Yasmín. יסמין 
 
 
 
BENDIGAMOS AL ALTÍSSIMO Birkat Hamazon ( Bendición por el Alimento) en Ladino/Judeo-Español
Sopa Sencilla con Quinua
 
Ingredientes:
 
- 2 tazas de quinua cocida
- 1 rama de cebolla
- 1 libra de papas
- 1/2 taza de arvejas
- 1 tomate pelado
- 1 Zanahoria rallada
- Espinaca picada al gusto
- perejil
- 1 cucharadita de mantequilla
- condimentos
- sal
 
Preparacion:
 
Prepare un refrito con cebolla, tomate, mantequilla, sal, condimentos. Luego añada dos litros de agua y coloque  las papas, las arvejas, la zanahoria y la quinua cocida. Deje al fuego por 20 minutos, 5 minutos antes agregue la espinaca. Sirva caliente, adornado con perejil o pimiento rojo finamente picados y aguacate en cubos si lo desea.
 
Bocaditos dulces de quinoa
 
Ingredientes:
 
• 1 taza de semillas de quinoa
• 2 tazas de agua
• 2 cucharadas de semillas de girasol
• 2 cucharadas de semillas de sésamo
• 5 cucharadas de miel de arroz o de azúcar integral orgánica tipo mascabo
• ralladura de ½ limón o naranja orgánica
 
Extras
• aceite o ghee para la asadera
• Uvas pasas y nueces
 
 
 
Preparación:
 
1. colocar la quinoa en un colador, quitar las posibles piedritas y enjuagar con abundante agua. cocinarla a fuego bajo con las tazas de agua indicadas.
 
2. tostar ligeramente el sésamo y luego machacarlo con un mortero o suribachi.
 
3. una vez que la quinoa esté cocida, incorporar la ralladura, las semillas y el endulzante. mezclar todo hasta lograr una pasta homogénea.
 
4. pincelar con aceite una asadera de unos 20 cms. x 30 cms. aproximadamente. colocar la preparación y acomodarla con las manos y una cuchara humedecida.
 
5. cortar cuadrados de unos 6-7 cms. de lado y espolvorear con sésamo.
 
6. llevar al horno y cocinar a fuego medio (180-190°c) 40-50 min., hasta que se doren los bordes. desmoldar los bocaditos una vez que estén fríos, para evitar que se rompan.
 
Hamburguesa de quinoa con piñas a la parrilla
 
Rendimiento: 4 porciones
Tiempo de preparación: 20 minutos
 
Ingredientes:
 
Para las hamburguesas:
 
2 tazas de caldo de vegetales
1 taza de quinoa
1 cucharadita de aceite de oliva
1/2 echalote picado
1/4 de cebolla morada picada
1/4 de taza de tomates (jitomates) deshidratados, picados
1 taza de frijol negro cocido
1 diente de ajo picado
Un toque de orégano, sal y pimienta
1 huevo
2/3 de taza de harina integral
2 cucharadas de aceite de oliva
 
 
Para las piñas:
 
4 rebanadas de piña en almíbar
2 cucharadas de aceite de canola
2 cucharadas de chile de árbol seco, en polvo
Un toque de pimienta
 
Para el armado:
 
4 panes  integrales para hamburguesa
Mayonesa baja en grasa, al gusto
Mostaza, al gusto
4 hojas de lechuga, lavadas y desinfectadas
4 rebanadas de tomate (jitomate)
4 rebanadas de queso ( si eres ovolacteo)
 
Preparación:
 
Pon a cocer la quinoa en una olla con el caldo a fuego medio hasta que rompa a hervor. Tapa, baja el fuego y cocina hasta que la quinoa haya absorbido todo el líquido.
 
Calienta el aceite en un sartén agrega ajo, cebolla, echalote y los tomates deshidratados, saltéalos por un par de minutos. Tira los frijoles y la quinoa cocida, mezcla y aumenta su sabor con orégano, sal y pimienta.
 
Pasa esta mezcla a un procesador junto con el huevo y la harina, hasta obtener una mezcla homogénea.
 
Forma las hamburguesas con ayuda de un arillo metálico o una tapa de mayonesa para que sean del mismo tamaño. Calienta el resto del aceite en el mismo sartén y cocina las hamburguesas  por ambos lados hasta que tomen un color dorado.
 
Barniza las piñas con el aceite de canola y aumenta su sabor con el chile en polvo y pimienta. Cocínalas a la parrilla hasta que las líneas se marquen.
 
Arma las hamburguesas con las piñas y el resto de los ingredientes y disfruta.
 
 
Cholent Vegetariano para Shabbat
 
Ingredientes:
 
 
¾ taza de cebada perlada
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla grande, finamente picada
3 dientes de ajo picados
1½ a 2 libras seitan, cortado en trozos de tamaño mordisco ( libre de gluten)
4 patatas medianas blancas, peladas y cortadas en cubitos
3 a 4 zanahorias medianas, peladas y rebanadas
1 libra de tomates maduros, jugosos, cortados en cubitos, o un tomate cortado en cubitos de 14 a 16 onzas
½ taza de vino tinto seco
3 a 3/12 tazas de frijoles rojos cocidos pequeños o dos latas de 15 a 16 onzas, escurridas y enjuagadas
1 cucharada de pimentón dulce
1 cucharadita de pimentón o pimienta de Cayena española (ahumada) al gusto
⅓ taza de perejil fresco picado
Sal y pimienta recién molida al gusto
 
Preparación:
 
Combine la cebada en una cacerola con 1½ tazas de agua. Llevar a ebullición suave, luego bajar el fuego, cubrir, y cocine a fuego lento hasta que el agua se absorbe, unos 35 minutos. Esto no va a cocinar la cebada por completo, pero le dará una ventaja ya que se añade al estofado.
 
Caliente el aceite en una olla grande. Añadir la cebolla y saltear a fuego medio-bajo hasta que esté translúcido. Agregue el ajo y el seitan. Continuar a saltear a fuego medio, revolviendo con frecuencia, hasta que el seitano empiece a dorarse ligeramente.
 
Agregue la cebada, las patatas, las zanahorias, los tomates, el vino, y 4 tazas de agua. Llevar a ebullición suave, luego bajar el fuego, cubrir, y cocine a fuego lento durante 20 minutos.
Agregue los frijoles y el pimentón. Cocine sobre el calor más bajo posible, revolviendo de vez en cuando, durante aproximadamente una hora, o hasta que la cebada y las verduras estén tiernas y los sabores bien casados. Agregue más agua según sea necesario para mantener húmedo; Esto debe ser grueso y guisado como sopa espesa.
 
Agregue el perejil y sazone con sal y pimienta. Cocine a fuego muy bajo durante 5 minutos más. Si el tiempo lo permite, deje que esto se mantenga apagado el calor durante una hora o dos antes de servir para intensificar el sabor y servir.
Tambien se puede elaborar para que se cocine durante toda la noche a fuego muy lento.
 
 
Canelones Rellenos de Verdura
Ingredientes
 
Para 6 raciones
 
12 canelones 
2 zanahorias 
50 gr. de espinacas 
250 gr. de coliflor 
2 puerros (la parte blanca) 
50 gr. de queso bajo en grasa 
Aceite de oliva virgen 
1 rama de perejil 
1/2 litro de bechamel
 
Preparación
 
Para la bechamel, echa cinco cucharadas de aceite en una cazuela, añade la harina, rehoga y vierte la leche poco a poco sin dejar de batir. Espolvorea con perejil picado. Cuando esté hecha, tápala para que no se le forme costra.
Limpia y cuece las zanahorias, las espinacas y la coliflor por separado y pícalas. Pica finamente la parte blanca de los puerros y pónlos a pochar en una sartén con un poco de aceite. Cuando esté a punto agrega las verduras cocidas y saltea brevemente. Añade un poco de bechamel para que la masa quede más espesa y ligada.
En una cazuela baja, pon abundante agua a cocer. Vierte un chorrito de aceite. Cuando empiece a hervir añade los canelones suavemente (uno a uno), deja cocer durante 10 minutos y escúrrelos.
Pon nuevamente la bechamel al fuego, incorpora la nata y mezcla bien. Rellena los canelones con la mezcla y colócalos en un fuente refractaria. Nápalos con la bechamel, coloca encima el queso y gratina en el horno durante 5 minutos.
Sácalos, decora con una rama de perejil y sirve.
 
Consejo
 
La pasta estará a punto cuando esté cocida por dentro, pero todavía algo dura al probarla. Los napolitanos que son los maestros de la pasta, dicen que debe quedar con el alma dentro. Ideal acompañar con un plato de pescado. 
Receta indicada para personas que sufren hipertensión y/o osteoporosis.

Que es la Holística?
 
 
La holística (del griego "holos"que significa "totalidad") es más que una teoría filosófica. Es una realidad práctica, como lo ha demostrado la física moderna, y su concepto básico es que ninguna cosas puede verse como separada del Tolo al que pertenece.
 
Esta idea hoy se expresa en numerosas corrientes relacionadas con la salud. Todas ellas coinciden en 3 actitudes que las distinguen de la medicina alopática:
 
La visión holística nos dice que los síntomas que una persona padece son sólo eso: signos. Postas acerca de un problema más profundo que afecta a esa persona en su totalidad. La idea de atacar los síntomas es lo contrario de la holística. De nada sirve tomar una droga para el dolor de cabeza si no se ataca la causa que lo produjo.
 
La otra gran diferencia con la concepción tradicional es que las causas no están exclusivamente en el ámbito orgánico. Lo psicológico, lo afectivo y lo ambiental son los aspectos que realmente influyen sobre lo orgánico e impulsan los desequilibrios de salud.
 
Una tercera distinción es que, desde la holística, la salud no es algo mecánico, la mera "ausencia de enfermedad". Estar sano es tener el apropiado equilibrio entre lo orgánico, lo mental y lo espiritual. Si alguno de esos puntos falla, no puede hablarse de salud, por más que no sintamos ningún dolor físico.
Las armoniosas funciones de cuerpo, mente y espíritu que definimos como salud holística, son un estado de libertad. Desde esta visión, sólo un organismo sano es libre. Es decir, puede realizar las actividades que desea en lo cotidiano, trabajar, jugar, etc.
 
Sólo desde la salud se es libre, porque la enfermedad, antes que nada, coarta nuestra posibilidad de hacer. El progreso material es importante pero debemos equilibrarlo con nuestra paz interior y al alcanzarla seremos capaces de enfrentar situaciones con calma y madurez. Las emociones perturbadoras son las que mas afectan nuestra paz interior, todos esos pensamientos, emociones y sucesos mentales que reflejan un estado mental negativo o poco comprensivo inevitablemente socavan nuestra experiencia de la paz interior. Las emociones perturban nuestra paz interior y produce efectos agotadores en nuestra salud física. La cualidad mas maravillosa de la mente es que puede transformarse, y así se transforma la mente, superar sus emociones perturbadoras y alcanzar la paz interior. Y si lo logras ayudaras al mundo entero.
 
 
 
Que es la Frutoterapia y sus aplicaciones?
 
La frutoterapia es la utilización terapéutica de frutas o de cualquier otro tipo de vegetal. No es nada nuevo, por supuesto. La humanidad ha estado utilizando el botiquín natural desde el principio de su existencia.
 
Sin embargo, el término fruterapia saltó a los medios de comunicación gracias al éxito cosechado por Albert Ronald Morales con una serie de libros que se convirtieron en Bestseller alrededor de todo el mundo. En estos libros, el científico colombiano explica, muy acertadamente por cierto, los beneficios de las frutas y vegetales, no sólo en su aplicación cosmética sino también terapéutica, para el organismo en su conjunto.
 
Se trata de libros bastante amenos e interesantes que contienen numerosas “recetas de la abuela” muy prácticas en el día a día. Sin duda los recomendamos, teniendo además en cuenta que sus estudios están avalados por la OMS.
 
Frutoterapia en cosmética
 
La fruta y determinados vegetales son una opción más que saludable y original cuando se trata de elaborar nuestros propios cosméticos de belleza, ya que la frutoterapia en la piel tiene numerosas ventajas en comparación con los productos industriales llenos de sustancias químicas tóxicas.
 
Cuando ingerimos un alimento, sus nutrientes pasan al torrente sanguíneo a través del proceso digestivo. Pero no debemos olvidar que, a través de la piel, esos mismos nutrientes también acceden al interior del organismo.
 
Las frutas y verduras contienen numerosos nutrientes indispensables para la salud de la piel y su uso continuado nos proporcionará grandes beneficios.
 
Como los vegetales contienen una gran cantidad de agua, no podemos usarlos para elaborar productos que vayamos a conservar porque se enrancian, a menos que usemos algún componente químico conservante. Y esa no es nuestra filosofía.
 
Por lo tanto, la mejor manera de utilizar la frutoterapia con fines cosméticos, aprovechando bien las propiedades de frutas y verduras, es a través de mascarillas o emplastes que podamos aplicar sobre la piel o sobre el cabello inmediatamente después de haberlos elaborado.
 
Cómo usar la frutoterapia
 
A la hora de elaborar mascarillas caseras con frutoterapia, existen una serie de ingredientes naturales idóneos para combinarlos con la fruta. Ten en cuenta que, al mezclar distintos ingredientes en un mismo producto, estarás reforzando la acción del conjunto. Por eso te aconsejamos que cuando vayas a elaborar una mascarilla de frutoterapia utilices otros distintos elementos que funcionen en la misma dirección. Los mejores ingredientes naturales para combinar con la fruta son:
 
Aceites vegetales
Aceites esenciales
Arcilla
 
Si quieres saber cómo combinarlos de manera eficaz, visita nuestro artículo cómo elaborar mascarillas caseras naturales.
 
Frutoterapia en las afecciones de la piel
 
 A continuación te relatamos, según las distintas afecciones de la piel, algunas de las frutas más recomendables para aplicar en forma de mascarilla o emplaste:
 
Acné: fresa, limón, pepino
Pieles grasas: fresa, limón, pepino, kiwi, manzana
Pieles secas: plátano, fresa
Pieles envejecidas: naranja, plátano, fresa
Celulitis: piña
Bolsas y ojeras: pepino, patata
Manchas: limón
 
Frutoterapia en la dieta
 
Tanto las frutas, como las verduras o cualquier otro vegetal aportan al organismo una gran cantidad de vitaminas antioxidantes, minerales, enzimas y otros nutrientes indispensables para la vida. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunas consideraciones a la hora de determinar las cantidades que ingerimos. La fruta y el resto de vegetales tienen composición diferente, por lo que hay que tener en cuenta algunas precauciones que veremos a continuación.
 
Cualquier afección cutánea, así como los problemas estéticos que queramos solucionar, también tienen que ver con el conjunto de nuestro organismo. Por eso, no nos cansaremos de repetir que los factores más determinantes a la hora de mejorar un estado problemático (sea estético o no) son la alimentación sana, el ejercicio, el descanso, un hogar libre de tóxicos y una vida ecológica saludable.
 
En los anuncios o en los centros de estética y bienestar nos enseñan a relacionar un acné o un envejecimiento prematuro con una crema y no con un estilo de vida determinado. Los alimentos de la tierra son una magnífica oportunidad para sanar nuestros males y ahí es donde entra en juego la frutoterapia.
 
Verduras y vegetales
 
En el caso de las verduras y vegetales, cuantos más mejor.
 
La verdura ligeramente cocida (a fuego lento y poco tiempo) es un acompañamiento indispensable en cualquier plato, ya que nos aporta gran cantidad de oligoelementos y además alcaliniza el organismo (muy importante para mantener la salud). Consulta cómo cocinar las verduras para mantener los nutrientes.
 
Cocida es más fácil de digerir y está más integrada en nuestra rutina alimenticia. Pero la verdura y otros vegetales crudos aportan una gran cantidad de enzimas naturales y además conservan todas sus propiedades intactas. Sobre todo si las comemos recién cortadas.
 
Al principio puede resultar un poco extraño, por la falta de costumbre de comer determinados vegetales o verduras crudos, pero todo es cuestión de cambiar los hábitos. Una buena forma de hacerlo es consumir por la mañana, como desayuno, un batido de vegetales crudos incluyendo algunos frutos secos y agua. Consulta este zumo depurativo para saber cómo hacerlo. Es una forma de sencilla de incorporar, al menos una vez al día, algún vegetal crudo con todas sus propiedades rebosantes de vida.
 
La fruta
 
Con respecto a la fruta, la cosa cambia. Es cierto que la fruta contiene también numerosos nutrientes indispensables para la vida, sobre todo el agua pura cargada de oligoelementos. El problema es que también contiene muchos azúcares simples que pasan directamente al torrente sanguíneo descompensando los niveles de glucosa. Por eso es muy importante conocer las propiedades de la fruta y seguir una pautas en su consumo.
 
La fruta hay que consumirla con moderación. Todas las frutas tienen propiedades magníficas que no debemos desaprovechar, pero tratando de consumirlas poco a poco. La reina de las frutas es, sin duda, la manzana. Es desintoxicante y favorece el buen funcionamiento del sistema digestivo. Hervida es una opción excelente para combinarla con cereales cocidos en la hora de la merienda o el desayuno.
 
www.VidaNaturalia.com
Página 7 de 8
Top