Por qué mi perro se lame las patas?

Escrito por
Por qué mi perro se lame las patas?
 
Descubrir el motivo por el cual un perro hace las cosas puede ser en ocasiones complicado… pero muchas otras, muy sencillo. ¿Por qué mi perro se lame las patas? Esta pregunta es probablemente una de las más oídas en nuestro blog y que sin embargo, tiene unas sencillas respuestas que cualquiera puede deducir con las pistas que os vamos a dar.
 
Desde pura higiene a leves heridas sin dejar de un lado las más que conocidas alergias… es extraño ver a un perro que normalmente no se lama las patas. Algunos confunden esto con los lamidos que muchas veces se dan en sus partes intimas o a otros perros, pero lo cierto es que no tiene nada que ver. Los motivos, son claramente diferentes en muchas ocasiones, así que vamos a repasarlas.
 
  • Las alergias son el principal motivo por el cuál un perro se lame las patas
 
Uno de los principales motivos por los que un perro se lame sus patas es la alergia. Aunque no muestre otros síntomas en el resto de su cuerpo, muchos perros sufren pequeños brotes alérgicos que se manifiestan mediante picor y enrojecimiento de las patas.
 
Por ese motivo, por el molesto picor que les produce, comienzan a lamerse e incluso morder sus propias patas con el fin de aliviarse. Pero lo cierto es que este acto les proporciona poco alivio, por lo que podríamos interpretarlo como un signo a observar para que nosotros, sus dueños, nos demos cuenta de que algo marcha mal.
 
El motivo alérgico puede ser muy variado, desde una fecha concreta como la primavera donde los brotes alérgicos repuntan en todos los seres vivos, a una alergia alimenticia o a algún producto usado en el césped o suelo donde acostumbra a caminar, pasear o jugar.
 
Apreciar una alergia en las patas de nuestro perro es sencillo, debemos revisar todas sus patitas y observar si sus almohadillas o piel de las patas está enrojecida, con yagas o erupciones. De ser así, debemos acudir a un veterinario para que le recete los corticoides necesarios en relación a su peso y gravedad.
 
  • La falta de higiene puede derivar en que nuestro perro se lama sus patas
 
Aunque de forma habitual solamos bañar a nuestros queridos perros, en parte por su propia higiene y en parte por la nuestra ya que en ocasiones desprenden olores muy fuertes… lo cierto es que los propios perros también se limpian de forma habitual.
 
No es extraño ver a un perro lamiendo sus patas desde la base hasta la pezuña, para después continuar con su tripita, su cola, sus partes….  Muchas veces nos preocupamos por ver a nuestro perro lamiéndose las patas cuando lo único que hace es lavarse.
 
Si lo hace de forma muy habitual, simplemente debemos revisar sus patas para descartar cualquiera de los otros motivos expuestos en esta web. Algunos perros se lavan una vez al mes y otros se lavan diariamente…cada perro es un mundo!!
 
  • Las heridas o lesiones en sus patas también son motivo para lamerse
 
No hay que olvidar que los perros son algo impulsivos… mientras corren y juegan fuerzan y mucho todos sus músculos, articulaciones y tendones. No es la primera vez que un perro simplemente por jugar un poco o correr se ha roto los ligamentos cruzados de las patas, o algún musculo de la zona.
 
Cuando los perros notan dolor, se lamen y probablemente también cojeen un poco, aunque solo sea en ocasiones (y en otras, parezca que están bien). Pero lo cierto es que el daño esta ahí, y puede ser algo leve y pasajero o algo serio que requiera rehabilitación o incluso una intervención quirúrgica.
 
Tampoco hay que dejar de lado la posibilidad de que tenga clavado algo en las patas, bajo las almohadillas o entre los deditos cómo una espiga o piedra afilada… Los pinchos de muchas plantas, las astillas de palo o incluso las piedras pequeñas y afiladas pueden hacer mella en nuestros perros.
 
Una pequeña o mediana ulcera en sus patitas causada por un mal derrape o un raspado con algo áspero también puede ocasionar que se laman.
 
  • La absorción de vitaminas se produce cuando lamen sus patas
 
Por extraño que parezca, los perros lamen muchas veces sus patas para absorber las vitaminas que el sol les proporciona.
 
Los humanos metabolizamos la vitamina D cuando el sol nos ilumina a través de la piel, pero los perros no. En ellos se acumula esta vitamina en la grasa superficial que contiene su pelaje de forma que no se absorbe de forma automática.
 
Por eso muchas veces lamen sus patas sin sentido alguno, ni por higiene, ni por alergias ni por ulceras… simplemente porque están absorbiendo la vitamina D que el sol ha dejado en sus cuerpos. 
 
Resumiendo, la mejor forma de averiguar el motivo por el cual nuestro perro se lame las patas, es sin duda realizando una revisión en profundidad para ver si es por un motivo ajeno, por una alergia o simplemente por higiene personal del mismo.
 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Top